• Lo Nuevo

BALANCE DE LA BIENAL DE LA ASOCIACIÓN DE MUJERES JUECES

. Publicado en Lo Nuevo

JUSTICIA CON PERSPECTIVA DE GÉNERO

La Dra. Susana Medina de Rizzo, vicepresidenta del Superior Tribunal de Justicia (STJ), sostuvo que una ley de género, también en el Poder Judicial, ayudaría a acelerar el lento, pero contínuo, camino que iniciaron las doctoras Carmen Argibay y Elena Highton, en la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN). “Para lograr una igualdad real, es necesario que haya una ley, también en el Poder Judicial”, afirmó.

 

A pocos días de haber finalizado la 14º Conferencia Bienal de la Asociación de Mujeres Jueces, que la tuvo como anfitriona, por ser la presidente de la Asociación de Mujeres Jueces de Argentina (AMJA) y ex presidenta de la Asociación Internacional de Mujeres Jueces (IAWJ), la Dra. Susana Medina de Rizzo, hizo un balance de las jornadas, que se llevaron a cabo en Buenos Aires, del 2 al 6 de mayo, bajo el lema “Construyendo Puentes entre las Juezas del Mundo”.

“Para poder lograr una verdadera igualdad, nos queda aún mucho camino por recorrer, por eso no podemos parar porque sería retroceder, como me decía Carmen Argibay”, manifestó la presidente de la AMJA y consideró que, si bien la clave del cambio está en la educación,  “una ley de igualdad de género”, también en el Poder Judicial, “ayudaría mucho, acortaría el camino”.

“Es necesario que haya una ley, así como en su momento sucedió con la ley de cupos en el Poder Legislativo. En nuestro caso, también debería ser así, porque responde a compromisos internacionales. La Convención para la eliminación para todo tipo de discriminación contra la mujer, obliga a los estados a crear políticas de género igualitarias. Es una obligación republicana y democrática del Estado”, señaló.

Para la Dra. Susana Medina de Rizzo, aunque existen diferencias idiomáticas, territoriales y culturales, “es necesario que se construyan más puentes entre las juezas del mundo” para que se siga avanzando en las temáticas de género.

“En Argentina, a diferencia de lo que sucede en otras partes del mundo, hemos avanzado en temáticas y políticas de género, pero es necesario seguir creciendo. Estos encuentros permiten expandir la transferencia de conocimientos, doctrinas, jurisprudencia y legislación en esta materia”, expresó y acotó  que “las mujeres, estamos en inmemorables condiciones para construir puentes entre las juezas del mundo, para que los ciudadanos puedan transitar libremente en el ejercicio de sus derechos”.

En el encuentro participaron más de 1.000 juezas de 78 países y una de las problemáticas que se reitera, confesó la Dra. Susana Medina de Rizzo, es “la violencia de género y la desigualdad en los cargos de mayor jerarquía en todos los poderes”.

“Hay dos cosas que se dan en todos los países y en todas las culturas, sean ricas, pobres, estén en el norte, en el sur, en el este u oeste, es la violencia de género. La violencia atraviesa transversalmente todas las culturas y pueblos. Y la otra es la desigualdad en los cargos de mayor jerarquía y me refiero en los poderes en general”, remarcó.

Asimismo, señaló que “a medida que haya más mujeres en los puestos de decisión, habrá más justicia para la gente. Como jueces, el producto de nuestro trabajo es una sentencia y una sentencia que tenga la visión de un hombre y una mujer, en forma igualitaria, enriquece ese producto que está destinado a un ciudadano de carne y hueso. Nosotros, en Entre Ríos, estamos muy avanzado en este aspecto, porque jueces hombres, como el doctor Gustavo Malatesta o Elvio Garzón, han dictado sentencias con perspectiva de género de una manera novedosa y muy importante”.

“Hoy, la temática de género está instalada de la agenda pública y al hacer un balance, reconozco que desde hace más de 25 años que venimos batallando en esto. Con orgullo digo que soy feminista y eso se lo debo, además de a Carmen Argibay y a Elena Highton, a mi abuela y a mi madre y esto no significa estar en contra de los hombres. Tenemos diferencias físicas, pero en derechos, dignidad y capacidad. Cuando hablamos de feminismo, hablamos de derechos humanos de las mujeres”,  explicó.

 

 

PROYECTOS Y PRÓXIMO ENCUENTRO

Con varios proyectos por debatir, las mujeres juezas de más de 76 países, se volverán a encontrar en septiembre en México, donde se pondrá en agenda, entre otros temas: * Diálogo entre juezas palestinas e israelíes; * Ayuda a las juezas sirias y * trata de personas en Haití.

“Estamos creando nuevas asociaciones de mujeres juezas en varios países, como Europa del Este, entre ellos en Rusia, donde se debe trabajar para lograr igualdad”, afirmó.